Desmitificando el valor de las imágenes de celebridades en sitios web de establecimientos de alojamiento turístico

Somos #UNIR

Desmitificando el valor de las imágenes de celebridades en sitios web de establecimientos de alojamiento turístico
La presencia de celebridades en el diseño Web se considera valiosa por sus influencias en el atractivo visual y la credibilidad percibidos, así como en el tiempo dedicado por los usuarios de la Generación Y a ver los sitios. La investigación y las evidencias empíricas al respecto son escasas, lo que compromete la efectividad de su uso en páginas Web. Se hizo una investigación causal con un experimento verdadero y rastreo ocular en el que participaron 126 sujetos. Los hallazgos refutan esas ideas y revelan que la presencia de celebridades en esos contenidos puede ser contraproducente para las empresas.



Un segmento de mercado de especial interés es el llamado Generación Y, el cual está conformado por individuos nacidos entre 1977-1994 (Sheahan, 2005). La importancia de este segmento de consumidores radica en que poseen particularidades relativas: a sus comportamientos, actitudes y habilidades en el uso del Internet y de los medios masivos de comunicación (Bakewell y Mitchell, 2003; Leask et al., 2014; Martínez, 2013; Roy et al.,2015), mayores ingresos, consumo y tiempo dedicado en navegar por la red (Waters, 2006), que han crecido de la mano con la innovación tecnológica (Djamasbi et al., 2007, 2008).

Estas características se traducen en también mayores niveles de exigencia sobre el atractivo visual y la credibilidad de las páginas Web (Tractinsky, 2004; Williams y Page, 2011).

A partir de los resultados de una investigación exploratoria, diseñada y realizada para determinar las características específicas que debe contener una página Web para ser considerada visualmente atractiva por usuarios de la Generación Y, Djamasbi, Siegel y Tullis (2010) postularon que son: 

  1. una imagen principal grande 
  2. poco texto 
  3. una herramienta de búsqueda y 
  4. presencia de celebridades. 

Si bien valiosos, esos planteamientos demandan mayor atención investigadora ya que, tal como señalan los propios Djamasbi et al. (2010), la evidencia empírica que los soporta es exigua y es que, en efecto, los estudios realizados en la investigación referida se basaron en muestras no probabilísticas y en un diseño pre-experimental apoyado con rastreo ocular sin grupo de control.





Compartir Post
© Universidad Riviera 2018 - Todos los derechos reservados.